Cata en L.A. Cetto

Cata en L.A. Cetto

Con la Sommelier Griselda Márquez Soto

Tuve la oportunidad de asistir a ésta cata realizada en la Boutique de L.A. Cetto hace un par de meses, pero no había tenido la oportunidad de sentarme a redactar los hechos.

Algunos datos curiosos que nos dieron son los siguientes: 

México, fue el primer país en donde se hicieron injertos en las vides; Así como el primer país de America en donde se comenzó a elaborar vino.

Después de la Independencia de México, la primera casa productora fue Santo Tomás, establecida en 1888.  

En 1900 los Molocanes, rusos productores de leche, se establecieron en California, llevando vides y lácteos. [Si se fijan, California tiene una zona denominada Russian River y es precisamente por esto]

Es en 1930 cuando se empiezan a establecer las casas productoras de vinos en México. [Haciendo un paréntesis, Casa Madero fue la única casa productora que siguió produciendo vinos durante la prohibición en México, ya que pidió un permiso especial al rey de España para producir vino para consagrar.] 

En 1929 Don Angelo Cetto, italiano, compra su primer rancho en Tecate. Él era socio de Pedro Domecq, con un 49% de las acciones, pero posteriormente Cetto se quedo con todo. Hace 25 años comenzó a producir su marca propia de vinos.

Por lo tanto en México, L.A. Cetto es la casa más antigua “en familia” (ya que durante 80 años ha perteneciendo a los Cetto), a diferencia de Madero, que aunque tenga mas historia los dueños han ido cambiando. Este punto es importante ya que es lo que ha dado continuidad a su trabajo. 

A diferencia de otros países, México no tiene cuadros de añadas, porque nunca ha habido años malos, siempre son: buenos, más buenos y excelentes; esto se debe al clima de Baja California, ya que es siempre constante.

Una descripción de la vid, hecha por la sommelier: 

“La vid es como la mujer: es resistente y entre más adversidades se encuentre dará mejores frutos. No exige mucho. Tiene 9 meses de gestación y posteriormente dura 3 meses dormida.”

Un poco cursi… pero cierto en parte.     

Algunos datos curiosos sobre las uvas

La Tintorera es la única uva roja por dentro y por fuera.

La Chardonnay es la reina de las uvas blancas ya que se da en todas partes.

La Viogner es una uva enigmatica y delicada, no se sabe como surge. Tiene aromas complejos y sabor a flores blancas. Es muy delicado trabajar con ella.

La Nebbiolo mexicana (proviene de italiana) ha sido reconocida por los italianos como la mejor fuera de Italia.  

L.A. Cetto

Actualmente L.A. Cetto cuenta con 2,300 hectáreas sembradas y produce 500,000 cajas de vino al año. 

Tiene 76 diferentes vides, de las cuales hay producción de vinos únicamente de 28 de ellas.

Cata 

En esta ocasión pudimos disfrutar de dos vinos: uno blanco y uno tinto.

Comenzaré por el blanco:

CHENIN BLANC

  • Cosecha: 2006
  • Cepas: Chenin blanc 100%.
  • Vista: color amarillo pálido con tonos verdes.
  • Aromas: cítricos y tropicales, entre ellos la piña, el durazno y la manzana verde.
  • En boca: Es impresionante como al tomarlo se siente inmediatamente como si mordieras una manzana. Posee una acidez elevada, pero a la vez es envolvente.
  • Conclusión: por su acidez es un vino que maridaría muy bien con comida mexicana.
  • Precio: $76.00 pesos 

PETITE SIRAH

  • Cosecha: 2005
  • Cepas: Petite Sirah 100%
  • Vista: color púrpura intenso, con tonos de violeta. Aparentemente posee mucho cuerpo.
  • Aromas: frutos rojos, mantequilla y pimienta. 
  • En boca: es un vino complejo, seco y astringente (taninos elevados) con sabores a grosella, capulín, nuez, zarzamoras silvestres, caramelo y madera.
  • Conclusión: ¡delicioso! El final en boca es muy equilibrado y recomendaría tomarlo con platillos mexicanos elaborados como los chiles en nogada, cochinita pibil y mole.
  • Precio: no lo recuerdo exactamente, pero no era más de $90.00 pesos.

Sabías que… (Ideas tomadas de la sommelier) 

El olfato es el más primitivo de los sentidos, ya que es quien trae a la memoria emociones muy remotas. Las personas consumimos por emociones

El olfato se puede llegar a alterar si estamos tensos, enojados, tristes, etc.… 

El 15% de la producción de vinos se hecha a perder debido al corcho. Existen únicamente dos países productores de corchos: Portugal y del segundo no estoy muy segura pero me parece que Brasil…

Tomar una copa de vino tinto al día ayuda no solo a la salud, sino también a la belleza ya que tiene poder de:

  • relajación
  • antienvejecimiento
  • eliminación de manchas
  • reducción de arrugas
  • anticelulítico
  • aclarante de la piel… entre otros.

 ¡Como decirles que me encantaría que fuera cierto! Pero aunque no lo fuera me fascina el vino…

Para terminar

Recomiendo ampliamente el consumo de los vinos de L.A. Cetto, no es que sean la GRAN cosa, pero para una comida de domingo son excelentes: muy accesibles en precio, fáciles de encontrar y en cuanto a sabor casi nunca fallan.  

Perdón por mi redacción un poco revuelta. Esta vez no recordaba muy bien todos los datos, pero aun así me parece interesante conocer un poco más sobre los productores de vino mexicanos. Espero que les haya gustado.

Como siempre no duden en contactarme para cualquier duda o aclaración que tengan…  

Claudia Galván De La Garza

 

 

 

June 15, 2008 at 5:11 pm 4 comments

Visita a Cakebread Cellars

Cakebread Cellars

 

Empiezo con este viñedo, no por ser el primero que visité, sino porque fue el que más me gustó. Los vinos estaban ¡DELICIOSOS!… pero antes de empezar a hablar de sus vinos, quiero contarles un poco de la historia de Cakebread.

 

Primero que nada: el nombre. ¿Por qué ponerle Cakebread a un viñedo? La razón es simple, el fundador de ésta casa productora se llama Jack Cakebread. Su apellido proviene de Inglaterra y se dice que su familia (panadera) producía un pan llamado: Cakebrede.  

 

La historia comienza hace 34 años, cuando Jack fue a tomar unas fotografías de Napa Valley para un libro y al visitar el rancho de unos amigos en Rutherford (zona de Napa) mencionó su ilusión de poseer un viñedo algún día. Ese mismo día, al llegar a su casa, recibió la llamada de sus amigos de Rutherford, buscando venderle su rancho. En el instante, Cakebread regreso al racho e hizo su mejor oferta… en ese día surgió Cakebread Cellars.

 

Antes de continuar quiero contarles una anécdota chistosa y un poco cursi. A mí se me antojó ir a Cakebread por una razón muy tonta. El año pasado que estuve de intercambio en Houston (Conrad Hilton, Hotel and Restaurant Management)  tomé una materia llamada Wine Appreciation. Ahí conocí a una amiga gringa, Shanelle, que un día me recomendó tomar un Chardonnay de Cakebread. No lo probé pero me quedé con las ganas, principalmente porque me llamó mucho la atención el nombre. Ya estando en México, me puse a investigar donde podía conseguir esa botella y la encontré en la pagina de Vinoteca (www.vinoteca.com). Al poco tiempo surgió la idea de visitar Napa y preferí esperar a probar esa botella en los mismísimos viñedos y MÁS aún al enterarme de que Cakebread estaba al lado de Opus One y enfrente de Robert Mondavi, dos de los productores de vinos mas reconocidos en Estados Unidos. Fue así como decidí hacer mí cita por Internet y lanzarme aún sin tener ninguna otra recomendación.

Cuando íbamos de camino les advertí a mis compañeras de viaje que no sabía que tan bueno iba a estar ese tour… ya que la elección había sido más que nada intuitivamente. TOTAL para no hacerles más largo el cuento TODAS salimos fascinadas.

 

Regresando al tema, mi amiga tenía razón al recomendarme el Chardonnay, ya que ésta cepa fue la primera cosecha de CC en 1973. Posteriormente fueron produciendo otras cepas.

  

¿Por qué me gusto la visita a éste viñedo? Para empezar el guía que nos dió el recorrido era muy amable y conocía muy bien el tema. El tour fue muy completo ya que empezó con un poco de historia de Cakebread, posteriormente pasamos a los viñedos (pueden ver una imagen debajo de la marcación que utilizan para cada cepa). Después pasamos a los tanques de fermentación, en donde me llamó la atención que congelan algunos tanques en donde se realiza la fermentación del vino blanco. Luego pasamos al área de las barricas, de este lugar me sorprendió encontrar unas barricas de acero inoxidable, las cuales utilizan para los vinos blancos… esto no lo pude ver en ningún otro viñedo (ver imagen).

 

 

 

Después de contestar algunas preguntas, pasamos al cuarto de degustación, en donde probamos 6 diferentes vinos, 3 blancos y 3 tintos:

 

BLANCOS

2007 Sauvignon Blanc, Napa Valley

2006 Chardonnay, Anderson Valley

2005 Chardonnay Reserve, Carneros, Napa Valley

 

TINTOS

2005 Merlot, Napa Valley

2005 Cabernet Sauvignon, Napa Valley

2005 Syrah, Carneros, Napa Valley

 

Para terminar haré una breve reseña de cada de uno de estos vinos.

 

Sauvignon Blanc

Cosecha: 2007

Cepas: Sauvignon blanc 89%, Semillon 7% y Sauvignon Musque 4%.

Vista: amarillo claro con tonos verdosos. Limpio y cristalino.

Aromas: manzana, pera, toronja y melón.

En boca: predomina la manzana, mucho cuerpo, calor y sabor a mantequilla.

Es un vino balanceado y refrescante a la vez.

Conclusión: le doy un 10. Ideal para aperitivos, ensaladas, mariscos.

Precio: $24.00 dólares.

 

Chardonnay

Cosecha: 2006

Cepas: Chardonnay 100%.

Vista: color dorado y limpio.

Aromas: manzana, pera, nuez moscada.

En boca: se pueden llegar a sentir ciertos taninos (puede ser por la madera  ya que estuvo 8 meses en roble francés) mantequilla y algunos tonos de vainilla.

Un vino muy equilibrado.

Conclusión: le doy un 9. Un ataque fuerte en boca (caudalias largas). Puede mejorar con el tiempo (3-5 años).   

Precio: $38.00 dólares.

 

Chardonnay Reserve

Cosecha: 2005

Cepas: Chardonnay 100% (hecho con 4 clones distintos de Chardonnay).

Vista: color dorado y limpio.

Aromas: durazno, manzana, melón, pera, hongos y madera.

En boca: inmediatamente se siente el cuerpo, posteriormente la fruta (manzana y durazno) y al final la madera y mantequilla.

Estuvo 14 meses en roble francés.

Conclusión: Un vino exquisito y totalmente equilibrado. ¡DELICIOSO! Por supuesto que compré mi botella. Se puede maridar con platos fuertes.   

Precio: $54.00 dólares.

 

Merlot

Cosecha: 2005

Cepas: Merlot 76%, Cabernet Sauvignon 22%, Syrah 2%.

Vista: púrpura intenso, muy limpio.

Aromas: chocolate, tabaco, frutos rojos (blueberry), ciruela y rosas.

En boca: los taninos son muy equilibrados, se siente la fruta y un poco de vainilla y tabaco como sabores terciarios. Al final deja la sensación de chocolate.

Este vino estuvo 18 meses en roble francés.

Conclusión: vale la pena probar este vino. Creo que la mezcla que hacen de cepas es lo que le da gran equilibrio, ya que por lo general a mi no me gusto mucho el Merlot. A este vino le doy un 10. Puede ir muy bien con platillos de cordero. 

Precio: $54.00 dólares.

 

Cabernet Sauvignon UF UF y triple UF!

Cosecha: 2005

Cepas: Cabernet Sauvignon 87%, Merlot 10% y Cabernet Franc 3%.

Vista: Color rubí con tonos de madera en la orilla.

Aromas: hongos, humedad, chocolate, cassis, pasas e higos.

En boca: totalmente aterciopelado, algo frutal  y dominan los sabores que da la madera como el chocolate, caramelo y café (moka).

20 meses en roble francés.

Conclusión: es un vino no bueno, ¡buenísimo! Le doy un 10. Maridaje perfecto con carnes al grill. Esta fue la segunda botella que compré.  

Precio: $64.00 dólares. ¡REALMENTE LO VALE!

 

Syrah

Cosecha: 2005

Cepas: Syrah 99% y Viogner 1%.

Vista: púrpura oscuro.

Aromas: frutos rojos, trufa, pasas, humedad, pimienta y vainilla.

En boca: inmediatamente se siente el cuerpo, frutas como: blackberries, ciruela e higos; los taninos equilibrados y al final un sabor a madera.

14 meses en roble francés.

Conclusión: es un vino muy bueno, que podría mejorar con el tiempo. Igualmente merece un 10.

Precio: $50.00 dólares.

 

Como les comenté al principio éstos vinos los pueden conseguir en la Vinoteca (www.vinoteca.com) a un precio de:

 

o       Sauvignon Blanc $527 pesos

o       Chardonnay $774 pesos

o       Cabernet Sauvignon $1,311 pesos

 

También les recomiendo visitar la página de Cakebread: www.cakebread.com y pos supuesto si van algún día a Napa, no se pierdan la visita a este viñedo.

 

Ahora si los dejo, pero de verdad no duden en contactarme para cualquier pregunta o aclaración que tengan… ¡feliz fin de semana!

 

Claudia Galván De La Garza

 

 

 

June 14, 2008 at 5:30 pm Leave a comment

Primera parte de mi viaje a San Francisco

Queridos amigos del grupo “Apoyemos el Consumo del Vino en México” y del blog “Vino o no Vino”, como bien les prometí he comenzado a hacer una reseña de mi último viaje a California: Napa y Sonoma Valley

 

Primero que nada quiero recordar que los estadounidenses le llaman a California “The Wine Country”; esto se debe a que éste estado del West Coast aporta un 90% de la producción total de vinos en Estados Unidos.

 

Es impresionante ver los viñedos tan impecables y ordenados con extensiones gigantes por todo el valle. El clima es un factor de suma importancia para este territorio ya que por estar tan cerca de San Francisco durante el día hace muchísimo calor y por la noche entra la brisa del mar y esto hace que se reduzca hasta 30 ˚ Farenheit ¡EN UN MISMO DIA!.

 

Les presento a continuación un Mapa de los viñedos:

 

 

Hace 30 años eran pocos los viñedos de este lugar, pero actualmente hay aproximadamente 400 casas productoras. Afortunadamente en este recorrido pude conocer las siguientes casas:

 

         Viansa Winery & Marketplace

         Madonna Estate

         Kirkland Ranch

         Cakebread Cellars

         Domaine Chandon

         Robert Mondavi

         Rubicon Estate

         Joseph Phelps

         Opus One

 

Son muy pocos, lo sé, pero el problema fue que mi hotel estaba en San Francisco y por tanto el traslado era de 3 horas (ida y regreso), por lo que mi primera recomendación sería: si de verdad quieren ir a conocer SOLO vinos, quédense en algún hotelito de Napa, no son tan caros y vale la pena aunque de noche no haya tantas cosas que hacer.

 

Otro punto a favor de Estados Unidos à Internet es INCREIBLE! Puedes hacer TODAS las reservaciones para los viñedos a través de las páginas de los productores, por lo que es aconsejable preparar el viaje con anticipación y tener un itinerario detallado de cada visita.

 

Si quieren solo ir a probar vinos, no es necesario hacer reservación, ya que los viñedos abren regularmente de 9:00 a 18:00 hrs. y cualquier persona puede llegar y pagar aproximadamente $5 dólares por probar distintos vinos. Si han visto la película de “Sideways” sabrán a que me refiero.

 

En cambio si quieren tener un tour detallado con explicación de la producción del vino, visita a instalaciones y cata, entre otras cosas, la cuota anda como de $20 a $30 dólares por persona y realmente VALE LA PENA.

 

En mi siguiente post les hablare un poco de cada uno de los viñedos que visite y posteriormente haré una reseña de los vinos que probé.

 

¡Que estén muy bien! Y ya saben que cualquier duda que tengan estoy a sus órdenes…

 

Claudia Galván De La Garza 

June 10, 2008 at 10:14 pm 1 comment


Archives

Recent Posts


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.